Organismos Diocesanos

Reunión de Arciprestes


Dr. Jaume Pujol Balcells
presidente

Mn. Josep Masdéu Aymamí
arcipreste de Tarragona Centre

Mn. Isidre Foguet Magriñà
arcipreste de Tarragona Periféria

Mn. Joan Antoni Cedó Perelló
arcipreste de Reus

Mn. Joan Àguila Chavero
arcipreste del Baix Camp

Mn. Josep M. Alegret Bellmunt
arcipreste del Priorat

Mn. Simó Gras Solé
arcipreste de la Conca de Barberà

Mn. Joan Costa Pregonas
arcipreste de l’Urgell-Garrigues

Mn. Josep Bofarull Veciana
arcipreste de l’Alt Camp

Mn. Joan M. Padrell Benet
arcipreste del Baix Penedès

Mn. Jaume Gené Nolla
arcipreste del Tarragonès Llevant

Mn. Jordi Vila Borràs
arcipreste del Tarragonès Ponent

Reunión de Arciprestes

1. El arciprestazgo es una demarcación territorial que reúne varias parroquias «para favorecer el cuidado pastoral a través de una acción común» (c. 374 § 2).

2. El arciprestazgo, que «es puesto al frente de un arciprestazgo» (c. 553 § 1), es el primer responsable de esta acción, al que corresponde: «1 º. Promover y coordinar la actividad común en el arciprestazgo; 2n. Velar para que los clérigos de su distrito tengan una vida conforme a su propio estado y cumplan diligentemente sus deberes; 3r. Procurar que las funciones religiosas sean celebradas según las prescripciones de la sagrada liturgia [...]; que los libros parroquiales estén correctamente rellenados y debidamente guardados y que los bienes eclesiásticos sean administrados con toda atención, y que la casa parroquial sea conservada con la debida diligencia »(c. 555 § 1), y que haga atención a las necesidades materiales y espirituales de los sacerdotes (cf. c. 555 § 2 y 3). Corresponde al Arzobispo concretar las competencias y obligaciones del arciprestazgo (cf. ibid.).

3. Antes de nombrar arciprestazgo, el Arzobispo consultará todos los sacerdotes que realizan una labor pastoral en el arciprestazgo (cf. c. 553 § 2). Cada uno de ellos le comunicará en particular el nombre de quien cree más apto y podrá exponer las razones que fundamentan su propuesta. También consultará a los miembros del Consejo Pastoral Arciprestal, si está formalmente constituido. Esta consulta, a juicio del Arzobispo, se podrá ampliar a los religiosos, religiosas, laicos y laicas comprometidos en las tareas pastorales del arciprestazgo. El Arzobispo designará aquel sacerdote que considere más idóneo, dadas las circunstancias de lugar y de tiempo (cf. c. 554 § 1, y Estatuto del arciprestazgo, 2.2, aprobado por el ordinario del Arzobispado de Tarragona, 08 / 06/2004).