Feliz el marido de una buena esposa: durará el doble su vida. Una mujer como es debido, hace feliz al marido, hace que viva en paz todos sus años: Una buena esposa es una gran suerte que el Señor da a sus fieles: ricos o pobres, tienen siempre la alegría en el corazón y el gozo en la cara.

La gracia de la esposa encanta el marido y su cordura lo hace más vigoroso. Una mujer discreta es un don del Señor, no tiene precio la que tiene delicadeza de espíritu. Una esposa decente es agraciada doblemente, nada es tan valioso, como la mujer casta. Una buena esposa en una casa ordenada es como el sol cuando despunta en el horizonte.

Palabra de Dios.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies