En aquel tiempo los fariseos fueron al encuentro de Jesús con la intención de probarlo, y le hicieron esta pregunta: «los maridos, ¿les es permitido divorciarse de su mujer por cualquier motivo?» Él les dijo: « ¿No habéis leído en la Escritura que el Creador, al principio, hizo el hombre y la mujer? Y dijo: “Por eso el hombre a su padre y la madre, para unirse a su esposa y los dos una sola carne.” Por lo tanto, ya no son dos sino una sola carne. Lo que Dios ha unido, el hombre no lo separe. ”

Palabra del Señor.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies