Este lunes, día 17 de diciembre, en el Centro Tarraconense El Seminario, en el marco del retiro diocesano de Adviento para diáconos y sacerdotes, ha tenido lugar el acto de despedida y agradecimiento a la comunidad de hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas que, durante cerca de cien años, han cuidado primero del Seminario y después de la Residencia Sacerdotal San Fructuoso, ubicada en el edificio del Seminario Pontificio de Tarragona. Era el día 29 de abril de 1921 cuando la superiora general de la Congregación entonces, Hna. Inocencia de la Trinidad, comunicó al Dr. Francisco Vidal y Barraquer, arzobispo metropolitano de Tarragona, la aceptación de velar por la gestión del Seminario.

El acto contó con la presencia del Sr. Arzobispo, Mons. Jaume Pujol, el cual lamentó la falta de vocaciones y de relieve en muchas comunidades; del vicario general de la archidiócesis, Mn. Joaquim Fortuny, quien explicó los inicios de la comunidad en el Seminario, y de la Superiora Provincial de las Hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas, Hna. Mª del Rosario Pérez Payá, así como también de las hermanas y de muchos sacerdotes diocesanos.

Actualmente hay cinco hermanas, tres de ellas serán destinadas a Amposta y dos en la Casa Madre de la Congregación.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies