El pueblo de Arbeca celebró el pasado 14 de septiembre con solemnidad la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. Desde el siglo XIV esta fiesta forma parte de la vida cristiana donde encuentra su devoción en la capilla dedicada al Cristo.

En el transcurso de la Novena de oración bajo el lema «Cristo nos da vida», Mn. Enric Mateu fue desgranando el sentido litúrgico y espiritual de la celebración de la eucaristía, y cada día se celebró la Eucaristía y se veneró la Cruz con el canto de los gozos. También la comunidad se reunió en la oración del Rosario, las Vísperas y la celebración penitencial, y se contó con una charla-testimonio sobre el tema «La muerte te cambia la vida» a cargo de los padres Xavier Vallés y Maite Monllaó ante la muerte de un hijo.

El día de la fiesta, a las doce del mediodía, se celebró con solemnidad la eucaristía. La joya se constató en la celebración ya que después de muchos años participaban juntas tres generaciones: niños, jóvenes y mayores. El Esbart danzante del pueblo ofreció su danza como ofrenda y oración al Santo Cristo. Más de un centenar de personas participaron de esta celebración que se cerró con el canto de los gozos y el retorno del santo Cristo a su capilla.

La celebración prosiguió con una comida de hermandad en la antigua casa de los jubilados. Los antiguos miembros de la coral Armonía quisieron compatir el canto Amigos para siempre, una versión en catalán hecha por Mn. Moreno de la reconocida canción Amigos para siempre acompañados a la guitarra por Mn. Enric Mateu. El acto se cerró con la hora del adiós.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies