Las diez Cáritas diocesanas con sede en Cataluña, que conforman Cáritas Cataluña, mantienen activos parte de sus servicios con el fin de continuar apoyando a las personas y familias más frágiles, principalmente los servicios esenciales. Eso sí, las actividades en grupo se han suspendido preventivamente hasta que se supere esta situación de alarma sanitaria.

En su acción directa están velando, desde el primer momento, por la protección y la seguridad de las personas atendidas y de sus equipos de profesionales, teniendo en cuenta siempre las recomendaciones oficiales. En este sentido, Cáritas Cataluña dice que «es muy urgente que, desde hoy mismo, la administración pública garantice que las personas que están haciendo la atención directa dispongan de prevención, especialmente mascarillas, para cumplir las medidas de protección establecidas ».

Por otra parte, Cáritas Cataluña está en permanente contacto con la Secretaría General de Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Cataluña, conjuntamente con Cruz Roja Cataluña y con la Mesa de entidades del Tercer Sector Social. Igualmente las Cáritas diocesanas catalanas han puesto todas a disposición de las corporaciones locales y se están coordinando con los respectivos ayuntamientos.

Las Cáritas diocesanas están recibiendo continuas muestras de solidaridad por parte de muchos ciudadanos y ciudadanas preocupados por la salud de las personas mayores y otros colectivos en riesgo de exclusión social atendidos por Cáritas. En este sentido se están canalizando diferentes aportaciones de voluntariado, sobre todo joven, para reforzar sus equipos de atención directa (siempre preservando su salud). Recomiendan a las personas que estén interesadas en colaborar como voluntariado, que contacten con las Cáritas parroquiales o con las Cáritas diocesanas.

«Estamos contentos con las primeras medidas de choque anunciadas por el Gobierno para paliar la crisis sanitaria y todo lo que ello comporte en el ámbito social y económico: el aplazamiento de los procedimientos de desahucio, del pago de las hipotecas, préstamos y tributos a las administraciones públicas de las personas más vulnerables, así como de la garantía de suministros de bienes básicos como la electricidad, el agua y el gas. También nos congratulamos de las medidas del Gobierno de la Generalitat para hacer frente a las necesidades como las becas comedor escolar a través de tarjetas monedero, entre otros. Sin embargo, pedimos que las ayudas garanticen no sólo el importe de la beca sino una adecuada alimentación familiar para evitar desplazamientos y que no sólo lleguen a las personas receptoras de becas comedor sino a todas las personas vulnerables», señalan.

También instan a las diferentes administraciones públicas de comprometerse con un amplio abanico de medidas económicas y sociales que, en un primer momento, minimicen las consecuencias de la crisis sanitaria y, en un segundo momento, garanticen la calidad de vida y la dignidad de todas las personas.

Finalmente, Cáritas Cataluña quiere tener un especial recuerdo para todas aquellas personas que nos ha dejado a causa del coronavirus: por sus familias; para todas las personas afectadas por Covid-19; para los profesionales de la salud que están trabajando intensamente para el cuidado de las personas afectadas; para los miles de voluntarias y voluntarios de Cáritas y de otras organizaciones sociales que están atendiendo a las personas vulnerables que se dirigen a nuestros puntos de atención o que son beneficiarias de sus equipamientos (centros de distribución de alimentos, comedores sociales, pisos compartidos, centros residenciales de 24 horas …).

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies