Como ya es tradición, cada año en la fiesta de la Sagrada Familia en la Catedral, como en muchas parroquias, se homenajea aquellos matrimonios que celebran los 25, 50 o 60 años de casados. Por este motivo, el domingo día 30 de diciembre el Sr. Arzobispo, Mons. Jaume Pujol, presidió la misa de acción de gracias en la que participaron cuarenta y ocho matrimonios.

En la celebración, organizada por la Delegación diocesana de pastoral familiar, el Sr. Arzobispo felicitó a los matrimonios deseando que su amor y compromiso dure muchos años más.
En la homilía pidió a todos los matrimonios que, siguiendo el ejemplo de José y María, están llamados a crear fraternidad allí donde vivimos, «dejando rastro de la bondad de Dios». Mons. Jaume Pujol también expresó que para transmitir una fe gozosa y esperanzada hay que hacerlo a través del propio testimonio, actuando con coherencia. «Cada vez que las familias, incluso las que están marcadas por heridas, de fracasos y debilidades, vuelven a la fuente de la experiencia cristiana, se abren nuevos caminos y en posibilidades impensables», dijo.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies