El Santo Padre ha hecho pública, este martes día 2 de abril, la Exhortación apostólica post-sinodal Christus vivit (Cristo vivo), dirigida a los jóvenes y a todo el pueblo de Dios. Esta Exhortación, la cuarta de su pontificado, se estructura en nueve capítulos divididos en 299 párrafos.

El documento recoge las conclusiones del Sínodo de obispos celebrado el pasado mes octubre en Roma sobre el tema «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional» . «Me dejé inspirar por la riqueza de las reflexiones y los diálogos del Sínodo del año pasado», explica el Pontífice. «No puedo recoger aquí todas las contribuciones que pueden leer en el Documento final pero he tratado de percibir las propuestas que me parecieron más significativas», expresa. El mensaje fundamental que el Papa quiere transmitir a los jóvenes, y por extensión a todo el mundo, es que Jesús no pertenece al pasado sino al presente y futuro. El documento también hace énfasis en que no existe la Iglesia de los jóvenes como tampoco la Iglesia con los jóvenes o para los jóvenes, sino que existe un único cuerpo, la Iglesia, de la cual los jóvenes son miembros vivos y creativos.

La presentación de esta nueva Exhortación apostólica ha tenido lugar en el 14º aniversario de la muerte de San Juan Pablo II, el pontífice que escribió la primera carta a los jóvenes del mundo en 1985, en ocasión del Año internacional de la Juventud.

 

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies