El sacerdote de la archidiócesis de Burgos, D. Eloy Bueno de la Fuente, doctor en Misionología y catedrático de la Facultad de Teología de Burgos, ha impartido, este jueves día 17 de octubre, la lección inaugural del nuevo curso académico 2019- 2020 del Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Fructuoso sobre el tema «la misión universal en el dinamismo de la Iglesia local: un paradigma para la actividad pastoral» con motivo del Mes Misionero Extraordinario.

Como cada año, el acto se inició con la celebración de la eucaristía en la capilla mayor del Seminario de Tarragona presidida por primera vez por el Sr. Arzobispo, Mons. Joan Planellas. Seguidamente, en la sala Santa Tecla del Centro Tarraconense El Seminario se procedió, en primer lugar, a la lectura de la memoria del curso 2018-2019, a cargo del director del Instituto, Dr. Joan Miquel Bravo.

El Dr. Eloy Bueno inició la lección inaugural haciendo referencia al sentido y la importancia para las diócesis de este Mes Misionero Extraordinario convocado por el papa Francisco. «La celebración de este Mes Extraordinario puede ofrecer perspectivas para enriquecer el sentido y el horizonte de la iglesia local […] potenciando un aliento que no sólo forma parte de su identidad sino que está a la altura de la actual sensibilidad histórica: una auténtica y genuina comprensión de la misión universal y de la misión ad gentes ». El presbítero burgalés expresó que «Benedicto XV, con la promulgación de la carta apostólica Maximum illud, un año después de finalizar la I Guerra Mundial, se pretendía una purificación evangélica de la acción misionera, un empezar de nuevo, yendo a las fuentes más genuinas de la experiencia cristiana. Preparó la Iglesia para afrontar la evangelización del mundo en un contexto post-colonial y post-moderno ».

También resaltó la importancia y la insistencia del primer anuncio, el anuncio explícito de Jesús muerto y resucitado, como criterio fundamental para renovar la vida eclesial y superar la tendencia que conduce al mantenimiento o la rutina. Además, hizo énfasis en dos momentos claves para purificar y dinamizar la actividad misionera: la Pascua y Pentecostés. «La Pascua permanece siempre como estímulo y contenido del Kerygma: es el centro del anuncio cristiano, el dinamismo de la evangelización, es la fuente de la misión cristiana y el perfume que deben irradiar todos los misioneros. Y Pentecostés, la presentación en público de la Iglesia ante la pluralidad de pueblos, naciones y naciones, es el punto de partida y horizonte de la misión eclesial ».

El Dr. Bueno, insistiendo que la misión antecede la Iglesia, apuntó algunos aspectos fundamentales que deben ser tenidos en cuenta para que las iglesias locales recuperen su dinamismo misionero. «Cada iglesia debería recuperar su memoria y actualizar el relato inicial, el evento fundacional, para aportar frescura a la reflexión sobre su identidad; hay que potenciar el sentido comunitario y vivir la presencia misionera en el territorio; así como incluir la acción misionera en cualquier planteamiento pastoral o acción eclesial: recuperar la sencillez del testigo, del diálogo, de la palabra y de la invitación … ».

Seguidamente, el Dr. Albert Viciano, en representación de la Facultad de Teología de Cataluña, del Ateneo Universitario San Paciano, y de su rector, Dr. Armand Puig, deseó un buen curso académico y se mostró satisfecho porque el Instituto «está en buenas manos», las del arzobispo Joan Planellas, quien ha sido decano de la Facultad de Teología, entre otros cargos, y tiene una larga trayectoria y experiencia en este ámbito académico.

Sr. Arzobispo: «La INSAF es la primera casa de formación de nuestra archidiócesis»

El acto lo cerró el Sr. Arzobispo, Mons. Joan Planellas, con su parlamento de inauguración del curso. «El nivel mayoritario de la sociedad y los interrogantes que plantea la vida en el mundo moderno hacen más necesario, cada día, poseer un pensamiento sólido y clarificado de la fe. […] El Instituto San Fructuoso ha marcado estos objetivos; pero no queda cerrado en el ámbito de los creyentes, está abierto sin discriminación a otras personas que, contemplando desde fuera la comunidad cristiana, se interesan por la fe que profesa la Iglesia católica. […] En los momentos actuales, nuestro Instituto se convierte en la primera casa de formación de nuestra archidiócesis », dijo, añadiendo que un centro académico de esta índole« debe promover hombres y mujeres sabios de evangelio, de la Palabra de Dios, de amor y del buen sentido de las cosas».

El acto contó con la asistencia del vicario general de la archidiócesis, Mn. Joaquim Fortuny; de la secretaria general y canciller de la archidiócesis, Sra. Rosalia Gras; de la delegada diocesana de Misiones, Sra. Ana González, además de otros delegados diocesanos, profesores y alumnos del Instituto. En representación del Ayuntamiento de Tarragona asistió la consejera Sra. M. Elisa Védrines.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies