Por segundo año consecutivo en el Centro Pastoral Oblatas, que acoge varios proyectos impulsados ​​por la Delegación diocesana de pastoral familiar como el Llar Natalis, una docena de jóvenes voluntarias de entre 15 y 17 años procedentes de Barcelona y Madrid realizan desde el pasado día 15 de julio este campo de trabajo.

El objetivo es el de colaborar en la «puesta a punto» de la Casa que acoge mujeres embarazadas o madres en situación de vulnerabilidad. Las tareas del campo de trabajo, que finalizará el próximo día 28 de julio, consisten en pintar o arreglar las dependencias de la Casa o bien seleccionar y ordenar las donaciones que reciben de particulares como cambiadores, cunas o de otros utensilios para el uso y la atención de los bebés. Además de las tareas propias del campo de trabajo también disfrutan de ratos de ocio para conocer la ciudad.

Las chicas conviven y están acompañadas por las hermanas de la familia religiosa del Verbo Encarnado, que velan por la Casa, y especialmente por una hermana responsable venida de fuera. La hermana Sophie Pellene, superiora de la Comunidad en Tarragona, asegura que algunas jóvenes ya participaron el año pasado en el campo de trabajo y este año no han dudado en volver a apuntar.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies