Del 4 al 13 de septiembre se ha celebrado en el Vaticano el Curso anual de formación para nuevos obispos. Han asistido un total de 105 obispos de todo el mundo entre los que el Sr. Arzobispo, Mons. Joan Planellas.

En este curso, organizado por la Congregación para los obispos y la Congregación para las Iglesias Orientales, han participado los prelados que han recibido la ordenación episcopal en el último año. Con el tema «Pastores de una Iglesia sinodal» son cinco los obispos de todo el estado que han asistido: los obispos de Ávila y Guadix, y los obispos auxiliares de Murcia y Bilbao, además del Sr. Arzobispo.

Este jueves día 12 de septiembre, como acto de clausura de esta peregrinación a Roma, el Papa Francisco ha recibido en audiencia a los obispos participantes en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano. El Santo Padre les ha hablado de la proximidad de Dios como fuente del ministerio del obispo. «Esta proximidad no se puede comunicar sin tener experiencia, sin dejarse contagiar por su ternura. Cada día, sin ahorrar tiempo, debemos estar ante Jesús, llevarle las personas, situaciones, como canales siempre abiertos entre Él y nuestro pueblo », expresó. También ha manifestado que como obispos han de proclamar con su vida una medida de vida diferente a la del mundo: la medida de un amor sin medida, que no mira su propia utilidad y la de sus propios intereses sino que mira la horizonte ilimitado de la misericordia de Dios. Finalmente, el Papa Francisco les ha pedido que reserven la mayor cercanía a sus sacerdotes. «El sacerdote es el próximo más cercano al obispo. […] Dales las gracias y aliente-en mi nombre ».

 Fotografias: Diócesis de Guadix

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies