El proyecto Done, un sistema electrónico de recogida de donativos a las iglesias, es una iniciativa del Banco de Sabadell, a raíz de las conversaciones mantenidas entre los responsables de la dirección de instituciones religiosas del banco con los responsables de la economía de los diferentes obispados de España.

Tras el estudio y análisis de los diferentes sistemas utilizados para otras diócesis de otros países se ha acordado que la forma más adecuada y cómodo para la recepción de estos donativos es este sistema electrónico. Con el objetivo de adaptarse a los tiempos actuales se pretende sustituir los actuales atriles de recogida de monedas para este nuevos que permiten realizar aportaciones mediante tarjeta, teléfono o cualquier otro medio adaptado al pago electrónico. No obstante, si el donante lo prefiere podrá seguir haciendo la aportación con efectivo ya que el atril dispone de un cajón para monedas y / o billetes.

La operativa es muy sencilla y ágil, simplemente hay que pulsar cuál es la aportación elegida entre las cuatro alternativas definidas por cada obispado, y proceder al pago mediante tarjeta o cualquier otro medio.

El importe máximo actual es de 15 euros y el mínimo son 2 euros. Se prevé que la aportación máxima se pueda ampliar hasta los 50 euros, pero está pendiente de aprobación a nivel europeo.

Las aportaciones voluntarias de los fieles, en forma de colectas parroquiales, suponen un 20% del presupuesto de la Iglesia diocesana de Tarragona.

Actualmente, en todo el estado, se ha implementado en catorce diócesis, entre las que hay dos en Cataluña, Terrassa y Tarragona. Ahora mismo, en la archidiócesis, el atril electrónico está instalado en la Catedral y, en breve, estará en cuatro parroquias más del obispado.

Compromiso de transparencia y buenas prácticas

Este sistema permite dotar de una mayor transparencia y control en el cobro de las colectas o donativos que se realizan en las iglesias dado que el dinero quedan abonados directamente en la cuenta corriente de cada parroquia.

Tras la puesta en marcha de la Oficina de transparencia de la Conferencia Episcopal Española en el año 2016, y de la implementación progresiva en todos los obispados de Cataluña, el gran hito llega a finales de 2018 con la publicación de la primera Memoria de actividades de la Iglesia en nuestro país. Además, se inician todas las actuaciones necesarias para aplicar el manual de buenas prácticas en cuanto al blanqueo de capitales, con una correcta identificación de los donativos recibidos y una atención especial a cualquier entrada que no cumpla con los criterios establecidos.

 

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies