La hermana Ana María Hernández Gaspar, misionera claretiana de la comunidad de Reus, falleció el pasado día 10 de febrero a la edad de 85 años habiendo cumplido 62 de vida consagrada.

Nacida en el pueblo de Robliza, en la provincia de Salamanca, aunque creció y vivió en Segovia, desde siempre manifestó una gran afición a la literatura, la poesía y las lenguas clásicas.

A sus 23 años profesó en la Congregación de las Religiosas de María Inmaculada Misioneras Claretianas, en Barcelona. Siguiendo los pasos de los fundadores de la Congregación, San Antonio M. Claret y M. Antonia París, la hermana Ana María también fue enviada a una de las misiones reciente fundadas en Illinois, en Estados Unidos, donde terminó sus estudios en Lenguas clásicas. Entre otras responsabilidades, fue formadora en Roma de las primeras hermanas novicias de origen polaco, Superior provincial en el servicio de gobierno de la Congregación y profesora y directora de varias escuelas.

En los últimos años estuvo en las comunidades de Misioneras Claretianas de Barcelona, ​​Granada y Reus, donde acompañaba grupos de Vida Ascendente.

Repose en la paz de Cristo.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies