Ante la emergencia del Covid-19, la Iglesia ofrece la posibilidad de obtener la indulgencia plenaria a los fieles que sufren coronavirus, así como a los trabajadores de la salud, los familiares y todos aquellos que, incluso a través de la oración, los cuidan.

Así lo establece un decreto de la Penitenciaría Apostólica que explica que, para obtener la indulgencia, los enfermos, los que están en cuarentena, así como los trabajadores sanitarios y los familiares que se expongan al riesgo de contagio para ayudar a los afectados por el Covid- 19 podrán rezar el Credo, el Padrenuestro y una oración a la Virgen.

Igualmente, para obtener las indulgencias, otras personas podrán elegir entre diferentes opciones: visitar el Santísimo o la adoración eucarística o leer las Sagradas Escrituras durante al menos media hora, o rezar el Rosario, el Víacrucis o la Coronilla de la Divina Misericordia, pedir a Dios el fin de la pandemia, el alivio de los enfermos y la salvación eterna para aquellos que Dios ha llamado a su lado.

La indulgencia plenaria también la pueden obtener los fieles a punto de morir que no pueden recibir el sacramento de la Unción de los enfermos y el viático.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies