Las diez diócesis con sede en Cataluña han presentado, este martes, día 18 de diciembre, su Memoria anual de actividades donde se muestra de forma gráfica y sintética el trabajo realizado por la Iglesia en nuestro país.

La Iglesia en Cataluña se estructura en diez diócesis que integran 2.117 parroquias atendidas por 1.564 sacerdotes, a los que hay que añadir la actividad de 5.764 religiosos, diáconos permanentes y miles de laicos y laicas. Hay también cientos de monasterios y comunidades de vida consagrada que realizan la misión de la Iglesia desde campos como la educación, la formación, la asistencia sanitaria y social. Además de numerosas entidades religiosas, cofradías, asociaciones o movimientos.

En cuanto a la administración de los sacramentos, la Iglesia en Cataluña acoge más de 4.000 celebraciones del matrimonio cada año, cerca de 20.000 bautismos, 17.248 celebraciones de primera comunión y 6.351 administraciones del sacramento de la confirmación. En esta tarea es clave el servicio de los 7.758 catequistas que velan por la catequesis en las parroquias.

Su misión también se hace presente en los hospitales y en las residencias de ancianos así como también en las prisiones. Según datos de 2016, más de un millón de personas han sido acompañadas en algunos de los 1.100 centros sociales y asistenciales de la Iglesia. La Iglesia en Cataluña presta atención y acompañamiento a familias, jóvenes, inmigrantes, refugiados, mujeres de la calle, gitanos o marineros, entre otros. Más de 1.300 personas han sido atendidas en centros para tratar la drogodependencia y 1.163 mujeres han sido acompañadas y ayudadas en centros de promoción de la mujer.

Cáritas, con más de 13.000 voluntarios, atiende personas en todos los ámbitos caritativos y asistenciales, además de otras instituciones católicas de ayuda a los pobres y marginados, haciendo de la Iglesia Católica la institución que más trabaja en este campo en nuestro país .

Otros ámbitos son el de la enseñanza, donde la Iglesia presta su servicio a través de 381 centros educativos católicos que atienden a más de 237.000 niños y jóvenes; y el patrimonial y cultural. La Iglesia, siendo consciente del interés que suscita esta patrimonio, cuida de las iglesias parroquiales y las catedrales, los monasterios y los conventos, muchos de ellos obras de arte de primer niveles. Y lo hace con pocos recursos, proporcionando importantes ahorros en el estado y un gran servicio a la sociedad.

La Iglesia realiza su tarea con la dedicación y entrega desinteresada de muchas personas. Gracias a la X de la Declaración de la Renta llega a las diócesis catalanas el 22% de sus recursos económicos. Es así como los catalanes que lo deseen destinan el 0,7% de sus impuestos a sostener la labor de la Iglesia. El resto de los recursos de las diócesis provienen de otras fuentes, como las aportaciones voluntarias de los fieles y la gestión de sus propios recursos.

Esta Memoria de actividades es fruto de un compromiso adoptado por la Iglesia en 2007 de presentar cada año una memoria justificativa de las cantidades recibidas del Estado, así como el destino de las mismas. La auditora internacional PwC, a requerimiento de la Conferencia Episcopal Española (CEE), ha realizado en los últimos cinco años un informe de Aseguramiento razonable sobre esta memoria corroborando que ha sido elaborada de forma adecuada y fiable en todos sus aspectos significativos, de acuerdo con el manual de elaboración de la Memoria Anual de Actividades de la CEE.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies