El próximo mes de mayo la cruz de Mosul, gracias a la iniciativa de la Delegación diocesana de pastoral de Juventud con la colaboración de la Ayuda a la Iglesia Necesitada, visitará la archidiócesis.

La acogida diocesana se hará en el marco del encuentro de jóvenes que se celebrará el sábado día 4 de mayo en Salou y la despedida será a finales del mismo mes, el día 31 de mayo, en la vigilia diocesana de fin de curso para jóvenes que tendrá lugar en Arcos.

Las parroquias, iglesias o comunidades que lo deseen podrán acogerla y orar por todos aquellos cristianos y cristianas que sufren persecución a causa de su fe, «una experiencia única», según esta delegación diocesana, «para recordar y concienciaros del drama que viven tantos hermanos y hermanas nuestros». Para pedirla sólo hay que enviar un correo electrónico a la dirección pastoral.joventut@arqtgn.cat indicando el día o días y el horario en el que se quiere acoger.

Esta cruz procede de la iglesia siro-ortodoxa de San Simón de Bartella, en las afueras de Mosul (Irak), destruida por el ISIS y que ahora se encuentra en proceso de reconstrucción. La cruz forma parte de un Viacrucis de pared y tiene claras marcas de haber sido quemada a causa de un incendio. El artista Beatriz de Colmenares, para realzar la, ha ornamentado una cruz de mayores dimensiones que contiene la cruz dañada.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies