Coincidiendo con la fiesta de San Juan XXIII este viernes día 11 de octubre, por la mañana, la escuela diocesana Joan XXIII de Bonavista, en Tarragona, ha celebrado el acto de inauguración del 50 aniversario de su fundación.

El acto, presidido por el Sr. Arzobispo, Mons. Joan Planellas, ha contado con la presencia del director de la escuela, Joan Llatse; del director-gerente de la Fundación Sant Fructuós, Mn. Norbert Miracle; del rector de la parroquia de Santa María Asunta de Bonavista, Mn. Joan Miquel Bravo y de los directores del resto de escuelas diocesanas, miembros del patronato de la Fundación Sant Fructuós, de los representantes de las instituciones del barrio y de los alumnos, profesorado y personal de administración y servicios.

La escuela ha iniciado esta conmemoración en el patio de la escuela con un acto, conducido por Mn. Joan Águila, que ha servido para presentar también el lema del curso «Fes que hi vegi». A partir de la lectura del evangelio de la curación del ciego Bartimeo, de la presentación de las ofrendas y de las oraciones los alumnos han podido captar el sentido pastoral de este nuevo curso académico.

Joan Llatse: «Juntos hemos sabido ser una familia»

El director de la escuela, Joan Llatse, explicó que en los inicios de la escuela sólo eran 16 alumnos y en la actualidad hay 1.600. Una trayectoria, cincuenta años de vida, acompañados de la parroquia, del Arzobispado, de las instituciones presentes en el barrio y de muchas personas que han pasado por la escuela. «No hemos estado solos, juntos hemos sabido ser una familia fiel a su identidad cristiana», dijo, deseando que esta celebración «nos dé el empuje necesario para los próximo cincuenta años».

El Sr. Arzobispo, que previamente al acto ha visitado las instalaciones de este centro educativo, manifestó en su parlamento su sorpresa al ver la pluralidad y diversidad de los estudios que se ofrecen en la escuela y ha querido resaltar algunos rasgos de San Juan XXIII quien da nombre a la escuela. «El Papa Juan XXIII estuvo atento a las necesidades de su tiempo y de la Iglesia, hablaba de misericordia, perdón y reconciliación y atendía con especial cuidado aquellos venidos de fuera o de creencias diferentes», dijo. Mons. Planellas ha felicitado la escuela por el «gran trabajo social» que realiza el barrio y ha alentado a los alumnos a ser felices en lo que hacen, a tener ilusión por aprender, a ser buenas personas y buenos profesionales para poder contribuir al bien de la sociedad.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies