Una treintena de jóvenes y animadores de la archidiócesis participaron el viernes, día 5 de abril, en el Siete de Dios (7d10), un espacio de oración y formación impulsado por la Delegación diocesana de pastoral de Juventud.

Con el lema «¿Vale la pena dejarlo todo? El testimonio vital de un joven misionero en África», la actividad, celebrada en el Centro Tarraconense El Seminario, se inició con una oración ante la capilla de San Pablo y prosiguió con el testimonio del sacerdote del obispado de Girona, Mn. Juan Soler, el cual ha sido de misionero durante nueve años en Togo, África.

Mn. Soler compartió con los presentes algunos momentos que le han marcado la vida: la llamada al sacerdocio, dos experiencias en Guatemala y Mozambique que hacerle plantear su vocación misionera, su estancia en África como misionero y el hecho volver de nuevo en Cataluña, hace más de un año.

A pesar de haber vivido momentos muy duros en África, marcados por la extrema pobreza, el dolor y la muerte, espera volver algún día. «África me ha dado todo», afirmó. «La gente de mi alrededor no esperaba nada de mí sino que estuviera, me llaman «el hombre de la sonrisa permanente».

 

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies