En el año conmemorativo del Cardenal Francisco Vidal y Barraquer, con motivo de los ciento cincuenta años de su nacimiento, los setenta de su muerte y los cuarenta del traslado de sus restos en Tarragona, se han organizado numerosos actos y homenajes. Uno de ellos ha sido la ofrenda floral en la tumba del cardenal, situada en la cripta de la capilla de San Fructuoso de la Catedral, este lunes día 21 de enero.

El acto, sencillo pero emotivo, con la presencia de familiares del Cardenal, se inició con el parlamento del vicario general de la archidiócesis, Mn. Joaquim Fortuny, el cual definió el homenaje como una «muestra de afecto, estima y agradecimiento al Sr. Cardenal». Seguidamente, el turno de palabra fue para la alcaldesa de Cambrils, Sra. Camino Mendoza, en representación de la comisión organizadora del Año Cardenal Vidal i Barraquer. Mendoza explicó que todos los actos organizados a lo largo del año 2018 y parte de este año tienen por objetivo acercar la figura del Cardenal, hijo ilustre de Cambrils, a todo el mundo ya que ha sido «una figura capital pero obviada durante muchos años». Finalmente, el Sr. Arzobispo, Mons. Jaume Pujol, agradeció a la comisión organizadora toda la labor realizada, especialmente al Sr. Josep M. Panicello, comisionado del Año.

El acto prosiguió con una breve oración en la cripta, ante la tumba del Cardenal, y la ofrenda floral por parte del Sr. Arzobispo y la alcaldesa de Cambrils.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies