Del 20 al 27 de agosto la agrupación parroquial de Sant Jaume Apòstol de Riudoms y Santa Caterina de Vinyols i els Arcs ha organizado una peregrinación siguiendo las huellas del apóstol Pablo y la Iglesia primitiva.

Unos días profundos y emotivos -según los peregrinos- para conocer Tarso, la ciudad natal de San Pablo, el apóstol de los gentiles, aquel que llevó el Evangelio a nuestra Iglesia diocesana. A continuación pudieron conocer el incomparable Capadocia, tierra de monasterios con iglesias excavadas en la roca con bellísimos mosaicos y frescos que nos remiten al origen de la expansión del Cristianismo, la tierra de los santos Padres Capadocios y de muchísimos santos. La peregrinación continuó hacia Esmirna, la histórica ciudad cristiana de Turquía y hacia Efeso, importante comunidad paulina; y el lugar donde vivió y murió la Virgen María; la ciudad que acogió la primera iglesia dedicada a Santa María y el Concilio que la confesó como Virgen. También visitaron la ciudad que acogió la primera sepultura del evangelista Juan. La peregrinación terminó en Estambul, la antigua Constantinopla, capital del imperio bizantino, y sede del Concilio que fijó nuestro Símbolo de la fe.

Una peregrinación para profundizar las raíces de nuestra Iglesia y de nuestra fe y crecer en la vivencia comunitaria y espiritual.

 

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies