Los días 29 y 30 de marzo animadores de jóvenes de la archidiócesis han participado en el receso de Cuaresma organizado por la Delegación diocesana de pastoral de Juventud en la Casa de espiritualidad María Inmaculada de Reus. Este año el retiro ha sido conducido por Mons. Antoni Vadell, obispo auxiliar de Barcelona, ​​y por Mn. Simón Gras, plebà de Montblanc.

Con el tema «Ser discípulo, un camino de despojo hacia el Padre» se invitó a los animadores a hacer una peregrinación cuaresmal, a partir de citas bíblicas y preguntas para la reflexión, descubriendo el proceso de despojo de diferentes personajes de la Biblia y de la Iglesia como Adam, David, san Francisco de Asís, san Pablo o el mismo Jesús.

Aparte de los ratos de meditación personal el receso también contempló, el viernes por la noche, una vela conjunta de oración y reconciliación; y al terminar, algunos de los animadores participaron en las 24 horas para el Señor en Reus, en la iglesia parroquial de Cristo Rey.

 

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies