Reencuentro, talleres, intercambio de experiencias, sentimiento de pertenencia. El pasado sábado, 6 de abril, cerca de 300 personas llenaron el colegio Sagrada Familia de Sabadell para participar en la 13ª Jornada de Maestros y Profesores de Religión de las diócesis con sede en Cataluña, que organiza conjuntamente la Fundación Escuela Cristiana de Cataluña (FECC) y el Secretariado Interdiocesano de Enseñanza de la Religión en Cataluña (SIERC).

«Ante los desafíos del mundo actual -odi, pereza, tristeza, guerra, empobrecimiento espiritual-, estamos llamados a dar respuesta desde la educación», afirmó al inicio del acto el obispo de Terrassa, Mons . Josep Àngel Saiz Meneses, quien recordó que la «tarea de la escuela, en colaboración con la familia, es clave». También destacó la importancia del verbo «incidir», entendido como «inscribir», «grabar» o «influir» en los jóvenes «en unos tiempos en que la televisión o las redes sociales tienen más influencia que las familias, la escuela o la parroquia». Mons. Saiz Meneses alentó a los maestros y profesores de religión a seguir haciendo su trabajo «tan bien como ahora, asumiendo que el aprendizaje dura toda la vida».

El secretario general de la Fundación Escuela Cristiana de Cataluña (FECC), P. Enric Puig, puso en valor la misión de los maestros y profesores de religión, dado que «se convierten en testimonios de fe y, a veces, el único vínculo de los alumnos con el hecho religioso ». También señaló que el profesor de religión debe ser «acogedor, sobre todo con los que más lo necesitan», y recordó que el Francisco ha animado repetidamente a «trabajar en la periferia», entendida no sólo como lejanía económica, sino también espiritual.

El director general de Asuntos Religiosos de la Generalitat de Catalunya, Marcel·lí Juan, afirmó que el hecho religioso, «lejos de desaparecer, sigue teniendo una gran relevancia y es imprescindible para conocer el pasado, presente y futuro». También insistió en que todo el mundo tiene derecho a expresar la creencia religiosa en público y privado.

El Sr. Arzobispo, Mons. Jaume Pujol, presidente del SIERC, se felicitó por la «tarea tan bonita que haga maestros y profesores de religión», y aseguró que «no puede haber una auténtica educación integral si falta la dimensión religiosa». Concluyó que la labor desarrollada por los docentes de religión es «misión eclesial».

Lectura pastoral del Sínodo de los jóvenes

Tras los parlamentos iniciales, la jornada arrancó con la conferencia frecuentar el futuro. Lectura pastoral del Sínodo de los jóvenes, a cargo del sacerdote salesiano Koldo Gutiérrez, quien hizo un recorrido minucioso por el documento surgido del reciente Sínodo de los jóvenes, celebrado el pasado mes de octubre de 2018 en Roma. Gutiérrez afirmó que hay dos «aliados importantísimos de la evangelización: familias y jóvenes», y recordó que el Francisco valora «la escucha como la principal tarea encomendada no sólo a los religiosos, sino también a los docentes ya los adultos en general ». Gutiérrez informó que el Papa quiere que «adultos y jóvenes se escuchen y que haya colaboración entre generaciones». También subrayó tres verbos surgidos del Sínodo: reconocer, interpretar y escoger. «El reconocimiento significa que sólo una iglesia que se escucha se puede transformar». La interpretación «habla de Jesús». «Hay jóvenes cercanos a Jesús y otros que no, pero Jesús tiene un vínculo con todos ellos». «Elegir tiene que ver con el discernimiento de lo que te ayuda a salir de ti y te impulsa hacia otros, a darte cuenta de que hay gente que te necesita; se pone en valor la vocación, que el Señor ha puesto en todos nosotros». Gutiérrez concluyó la ponencia afirmando que el Sínodo se podía resumir en cuatro ideas: caminar juntos, pastoral en clave de vocación, lo importante está en las relaciones y proyectos de misión.

La mañana se completó con doce talleres patrocinados por las editoriales Edelvives, SM, Santillana, Casals y Vicens Vives. Después de la comida la jornada se reanudó con una actuación a cargo de SAFA Jazz, grupo de la escuela anfitriona dirigido por la profesora Gemma Sostres, que ofreció varias coreografías con música internacional y del país y que hizo mover los asistentes.

La jornada se cerró con una Eucaristía en la iglesia de San Félix presidida por el obispo de Terrassa, Mons. Josep Àngel Saiz Meneses.

Galeria fotográfica »

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies