El pasado sábado día 21 de septiembre en la iglesia parroquial de San José Obrero de Torreforta se celebró una misa solemne, presidida por el Sr. Arzobispo, para homenajear y dar gracias a Dios por el ministerio pastoral del P. Robert Pascual, rector de la parroquia, el cual ha cumplido este pasado mes de junio cincuenta años de su ordenación presbiteral. Con su despedida se pone fin a cincuenta y cinco años de presencia de los jesuitas en esta parroquia.

El P. Robert, miembro de la Compañía de Jesús, fue destinado en 1995 a Tarragona como coadjutor de esta parroquia de la que ha sido el rector desde 2010. Sin dejar el ministerio en esta parroquia también fue nombrado rector de Puigpelat, Renau y Vilabella, además de ser el cura de la residencia Virgen de la Merced de Tarragona y miembro del Consejo presbiteral durante un trienio en representación de los barrios de la ciudad.

«Haciéndome eco del afecto de toda la parroquia», expresó el arzobispo en la homilía, «le quiero transmitir nuestro más profundo reconocimiento por su identidad de pastora, de padre y de amigo, procurando anunciar el Evangelio a través de su propia vida. […] Un reconocimiento por la huella de compromiso, de comprensión y apoyo para todos. […] No ha evitado esfuerzos para amar a todos y, por supuesto, muy especialmente los alejados ».

La celebración contó con la asistencia del P. Lorenzo Puig, delegado provincial de la Compañía de Jesús; del P. Francisco Xammar, de la comunidad de La Floresta; del P. Joaquim Pons, de la comunidad de Bellvitge; y los dos sacerdotes que se harán cargo de la parroquia a partir de ahora, Mn. Agustín Ayats y Mn. Jordi Díaz, entre otros.

Antes de concluir la eucaristía el delegado provincial P. Lorenzo Puig dirigió unas palabras a todos los presentes. «Después de muchos años la presencia de jesuitas -Numerosas y cualificada- han ido disminuyendo en la archidiócesis de Tarragona. Lamentamos no poder continuar ofreciendo este servicio pero la realidad se impone y se debe afrontar de la mejor manera posible », expresó. El P. Puig, tras hacer un breve repaso a los rectores que históricamente ha tenido la parroquia, manifestó que a pesar de la pena del momento hay también un sentimiento de agradecimiento, de confianza y disponibilidad para el futuro. «Mis últimas palabras sólo pueden ser de ánimos porque sabemos de quien nos hemos fiado y estamos en muy buenas manos».

Nueva etapa

Mn. Agustín Ayats y Mn. Jordi Díaz fueron nombrados el pasado mes de agosto rectores in solidum de esta parroquia. El P. Robert Pascual comenzará una nueva etapa de su ministerio en la comunidad de jesuitas de San Francisco Javier, en el barrio barcelonés de Sarrià.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies