El Museo Bíblico Tarraconense cuenta desde esta semana con un modelo 3D que permite interpretar las estructuras romanas que se conservan en su interior.

Este material se proyectará, permanentemente en las dependencias del museo y también se podrá acceder a través de su web y de la plataforma Sketchfab, sitio web que permite visualizar y compartir 3D online. Las últimas tareas de estudio y excavación han podido constatar que parte de las salas del Museo se ubican en el antiguo porticado del recinto de culto imperial de Tarraco y que la sala dedicada a la Judea Romana es la fosilización de una de las exedras de este conjunto religioso romano. De esta exedra se conserva toda su fundamentación con muros de 2,40 m de ancho y hasta cinco metros de altura.

Este hito, que permitirá al visitante conocer cómo era el espacio del Museo en la época romana, ha sido posible gracias a la colaboración del Instituto Catalán de Arqueología Clásica (ICAC) y la Universidad de Alacant. La presentación de este modelo 3D ha tenido lugar el jueves, día 25 de abril, en el Museo Bíblico Tarraconense y ha ido a cargo de los arqueólogos Andreu Muñoz, director del Museo Bíblico; Josep Maria Puche, de la Unidad de documentación gráfica del ICAC y de Silvia Fibla, autora del modelo.

 

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies