Cerca de trescientos voluntarios, profesionales y sacerdotes de las Cáritas de la archidiócesis se reunieron el pasado sábado día 19 de octubre en la 14º Encuentro diocesano de voluntarios convocada por Cáritas Diocesana con el lema «Cáritas, compromiso con la comunidad». El encuentro, celebrado en la Sala Kursaal de Valls, profundizó en cómo la comunidad cristiana, desde la fe personal de sus miembros en Jesús resucitado, toma el compromiso de llevar la Buena Nueva del Evangelio a los hermanos más necesitados y vulnerables.

El encuentro comenzó con las palabras de bienvenida del director de Cáritas arciprestal de Valls, Joan Paris. Seguidamente el director de Cáritas Diocesana, Salvador Grané, presentó el Encuentro e hizo referencia a la difícil situación social y política de nuestro país, haciendo suyo el comunicado de la Conferencia Episcopal Tarraconense publicado el pasado día 14 de octubre. Grané concluyó su intervención mencionando cuatro signos de esperanza para nuestra sociedad y para los voluntarios de Cáritas: Cáritas, como organización y su misión de acompañar y ayudar a la población más desfavorecida, trabajando por la justicia y la transformación social; los voluntarios de Cáritas, de diversos orígenes y motivaciones que comparten la misión; el nombramiento del arzobispo Joan que está suponiendo un soplo de aire nuevo, con un aterrizaje en la realidad actual de nuestra sociedad y de nuestra iglesia absolutamente necesaria para los nuevos tiempos que vivimos y para construir un nuevo futuro; y finalmente, el centro y motivo principal de esperanza para los creyentes, Jesucristo mismo que es la razón de ser de la comunidad eclesial, el referente absoluto y el maestro a seguir.

Por su parte, el delegado diocesano de pastoral social, Mn. Santiago Soro, dio la bienvenida al encuentro en nombre del Sr. Arzobispo, el cual no pudo asistir por razones de agenda. Mn. Soro recordó que este mes de octubre ha sido dedicado por el Papa Francisco en las misión con el lema Bautizados y enviados. «La misión no está sólo en países lejanos, en África o en Asia, sino que está aquí, en nuestra casa, en Valls, en nuestro pueblo o ciudad; y que todos somos testigos de Jesucristo y tenemos el deber de anunciarlo. Todos los bautizados somos misioneros, todos según nuestro carisma, los voluntarios de Cáritas también. A nosotros se nos ha encomendado predicar con la caridad, con la ayuda desinteresada y sin exclusiones, sanar algunas heridas, tal vez no todas pero, eso sí, a acoger a todo el mundo», manifestó.

También la alcaldesa de Valls, Dolors Farré, en su parlamento de bienvenida, agradeció la labor que Cáritas realiza en esta ciudad desde hace muchos años y la franca colaboración que existe con los servicios sociales municipales.

«Una de cada cinco personas se encuentra en situación de exclusión social»

Seguidamente se presentaron los diferentes contenidos del encuentro. La coordinadora de voluntariado y formación del Servicios diocesanos, Goretti Cebrian, presentó una resumida presentación del Informe FOESSA 2019 sobre exclusión y desarrollo social en Cataluña y explicó que vivimos en una sociedad polarizada: crece el porcentaje de personas en integración plena ya la vez crece el de personas en exclusión social severa. Una de cada cinco personas se encuentra en situación de exclusión social.

F. Xavier Rius, miembro del equipo directivo de Cáritas diocesana, incidió en el papel del laicado en nuestra iglesia diocesana, en la corresponsabilidad en su devenir y en el derecho y deber de los laicos en la evangelización. Ríos también invitó a los presentes a participar en el Congreso de laicos que tendrá lugar del 14 al 16 de febrero de 2020 en Madrid y al pre-Congreso en Barcelona el próximo 9 de noviembre.

A continuación, el arcipreste del Alt Camp, Mn. Joan Águila, situó la caridad como un compromiso esencial de toda comunidad cristiana, conectando siempre eucaristía y caridad. «Jesús continúa entregándose por nosotros en la Eucaristía y necesitamos el alimento de su amor para vivir una caridad que no sea puro voluntarismo o un compromiso sin fundamento… Nosotros seríamos los más pobres de todos si olvidáramos que Dios ha sido quien ha tomado la iniciativa de amarnos y que el amor que Jesús nos ha revelado es lo que nos da vida. Porque Dios ha sido quien se ha adelantado a amarnos», apuntó.

El encuentro contó con la participación de Víctor Küppers, formador, profesor y conferenciante. Küppers expuso de una manera distendida, animada y práctica las claves fundamentales de vivir con alegría, entusiasmo, ilusión y generosidad. Destacó la importancia de luchar cada día para ser mejores personas. «Una persona triste no debería ser voluntario de Cáritas. La alegría es una decisión de vida, que te ayuda a vivir mejor a ti ya los demás».

Después de un espectáculo musical a cargo de Mariona Escoda y Andreu Dexeus (voz y piano) con canciones de diferentes registros se celebró la eucaristía presidida por Mn. Santiago Soro. Un piscolabis de hermandad sirvió para cerrar el encuentro en un ambiente festivo.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies