Cada vez que contemplamos una Catedral, una imagen recorriendo nuestras calles o escuchamos los acordes de una composición religiosa recibimos en nuestro interior una invitación a contemplar la belleza del amor de Dios.

Un amplio patrimonio, huella de más de veinte siglos de fe, que sirve a la vivencia de la fe cristiana, pero también desarrolla la cultura y repercute en toda la sociedad en términos culturales y económicos. Obras pictóricas, arquitectónicas, cinematográficas, exposiciones, conciertos, o encuentros de jóvenes, expresan la importancia cultural de la Iglesia que tiende puentes y abre caminos de humanización.

La Iglesia es consciente del interés que suscita este patrimonio, de ahí que lo conserva y lo pone a disposición de todos.

En cuanto a nuestra archidiócesis, un 35,68% de los recursos se destina a la rehabilitación y mantenimiento de edificios.

También son millones las personas que participan cada año en alguna de las peregrinaciones, celebraciones de Semana Santa y fiestas populares de carácter religioso en nuestro país. Estas fiestas son también fuentes generadoras de impacto económico y empleo: un total de 174 millones de euros es el impacto estimado en el PIB de Cataluña, y 1.726 puestos de trabajo sostenidos directamente por esta actividad, llegando en total a 2.385 puestos de trabajo generados.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies